Comprar casa en 2021 mientras el mundo vive una de las peores crisis económicas de la historia es un buen momento y te explico porqué

El mundo vive una de sus peores crisis económicas en décadas, por causa de la pandemia del coronavirus; sin embargo comprar casa en 2021 es un buen negocio, si es para vivirla. En países como Turquía, Filipinas y Alemania se ha disparado el precio de las casas. ¿Cómo entender este boom inmobiliario si, supuestamente, las personas tienen menos dinero?

De acuerdo con diferentes organismos, entre ellos el Fondo Monetario Internacional, la contracción económica global en 2020 será del 4,9%. Pero este impacto económico no ha afectado por igual a las familias. Mientras algunas se ajustan para tratar de pagar sus hipotecas, otras siguen comprando casas.

Este crecimiento en las ventas del sector inmobiliario se debe a que las tasas de interés de los créditos hipotecarios, en diferentes países, muestran actualmente los niveles más bajos en años.  Así que si, si quieres comprar tu casa el 2021 es un buen momento. Pero atención estoy hablando de comprar tu vivienda, para habitarla y no invertir en casas o apartamentos que, hemos visto, con la pandemia ha sido un pésimo negocio.

En las crisis siempre hay dos caras de la misma moneda

Durante el 2020 hemos constatado que uno de los sectores más penalizados de la economía ha sido el de alquileres de vivienda. Sea los apartamentos de renta vacacional, sea los de largo plazo o vivienda han sufrido pérdidas.

No hubo turismo y muchos inquilinos han parado de pagar los alquileres, amparados por leyes proteccionistas. Los propietarios han continuado a pagar impuestos, gastos de condominio y en muchos casos los servicios que utilizaban los inquilinos morosos.

Así que podemos decir que invertir en propiedades se ha revelado un pésimo negocio. Por otro lado se ha abierto una puerta a los que no han perdido el trabajo y desean comprar su vivienda.

Comprar casa en 2021, para vivienda, es un plan con mucho futuro

En estos tiempos tan convulsos, invertir en tu vivienda resulta más atractivo que colocar dinero en otros sectores. Mientras más bajas sean las tasas de interés bancario, entonces más fácil es adquirir tu vivienda. Es el momento de aprovechar, si no has perdido el trabajo, para financiar tu vivienda o adquirirla con leasing (alquiler con rescato) o opción de compra.

De acuerdo con la empresa especializada Global Property Guide, el precio de las casas aumentó en al menos 38 mercados de todo el mundo. Quien sabe en tu país todavía no ha llegado esta hola y los precios de las propiedades son de oportunidad.

En Estados Unidos, por ejemplo, el precio de las viviendas aumentó en el segundo trimestre de este 2020 hasta un 5% con relación a igual período del año pasado. Solo en julio la venta de viviendas creció un 24,7% en comparación con junio. Las personas con ahorros guardados han aprovechado para adquirir su vivienda, oficina o negocio. Gracias, también, al hecho de que la Reserva Federal estableció tasas de interés casi de cero.

Latinoamérica está con precios estacionarios o en bajada

Mientras, en Turquía el precio de la vivienda tuvo un notable incremento hasta de un 25%. En Filipinas ese aumento fue del 14% y en Alemania y Eslovaquia del 11%. En Latinoamérica, solo México apareció entre los primeros países con alza en los precios, al registrar un aumento del 5% en el valor de la vivienda.

Una de las tendencias más interesantes en este boom inmobiliario es que ha crecido el interés por casas de mayor tamaño, situadas en zonas suburbanas. En un contexto donde ha aumentado el teletrabajo, por causa del coronavirus, ahora las personas no tienen la necesidad de vivir en las ciudades. Entonces prefieren viviendas más espaciosas, por menos dinero.

El alza de precios en las viviendas no ha llegado a todas partes

El aumento de precios en las viviendas no es un fenómeno totalmente global. En varios países, el precio de una casa o apartamento ha descendido mucho.

Por ejemplo, en el segundo trimestre de 2020, el costo de una vivienda en Egipto cayó en un 17% en comparación con similar período de 2019. Mientras, en Paquistán el descenso fue del 4%, al igual que en Puerto Rico.

Un elemento a valorar es que las variaciones de precios dentro de un país son diferentes entre las ciudades. Las grandes urbes siguen manteniendo precios superiores a los de ciudades pequeñas o zonas geográficas que tienen poco desarrollo.