Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados denuncia el enorme número de personas que huyeron de guerras y violación de derechos humanos

Unos 82,4 millones de refugiados en el mundo, en un inédito entorno de emergencia mundial por la pandemia y de un aumento de las campañas xenófobas. Desde hace casi una década “cada año el número de refugiados y desplazados en el mundo crece. En el 2020 llegó a 82,4 millones de personas. Es la población de Alemania, por ejemplo. Es enorme”, dijo Grandi durante una entrevista en la capital de Panamá.

El informe Tendencias Globales 2020 de la Acnur reveló que el número de personas desplazadas forzadas en el mundo aumentó un 4 %. Esto respecto a las 79,5 millones registradas en el 2019. Actualmente, el 1 % de la humanidad está desplazada y hay el doble de personas desplazadas forzosas que en 2011. Cuando el total era algo inferior a los 40 millones, indicó el informe anual de Acnur. También precisó que “más de los dos tercios de todos los refugiados y desplazados en el extranjero provienen de solo cinco países. Siria (6,7 millones), Venezuela (4 millones), Afganistán (2,6 millones), Sudán del Sur (2,2 millones) y Myanmar (1,1 millones).

“Es importante repetir que para esas personas la protección, la acogida a través de las fronteras salva sus vidas. Después, es importante también, movilizar recursos internacionales” que apoyen a los refugiados y a las comunidades de acogida”. Los países de la región latinoamericana, son solidarios, pero tienen muchas necesidades de recursos internacionales para complementar lo que se hace en cada país”, agregó Grandi.

Acnur pide apoyar regularización de millones de migrantes venezolanos en América Latina

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), aplaudió la regularización de casi un millón de migrantes venezolanos emprendida por Colombia. También pidió a la comunidad internacional apoyar el proceso que ha sido replicado en otros países de América Latina. “Es fundamental que la comunidad internacional respalde a Colombia y a la región para consolidar estos procesos” de integración, dijo Grandi. Esto durante la conmemoración del día mundial del refugiado en Bogotá, en un evento con el presidente Iván Duque.

Colombia inició en marzo la regularización de 900,000 migrantes venezolanos que huyeron de la crisis económica en su país. El proceso fue luego imitado por Perú, República Dominicana y Ecuador. “Estas distintas iniciativas que podrían beneficiar a más de 3 millones de personas venezolanas deben servir como modelo de solidaridad a nivel mundial”, agregó Grandi.

El estatuto de protección temporal permite a los migrantes transitar por Colombia y les da un plazo de 10 años para adquirir una visa de residentes. Quienes ingresan irregularmente durante los dos próximos años también podrán acogerse al beneficio. “Cerca de un millón” de entre ellos recibirán en diciembre su “tarjeta con identificación biométrica que les permite ejercer sus derechos”, precisó Duque.

Más de 30 países, encabezados por Estados Unidos, se comprometieron a aportar más de 1,500 millones de dólares para atender el éxodo venezolano. Esto durante una conferencia con donantes que el gobierno de Nicolás Maduro tachó de “farsa”. “Esperamos que eso se traduzca en desembolsos rápidos y no en un incansable peregrinaje burocrático que dificulta el acceso a recursos”, añadió Duque.

El drama de los migrantes venezolanos en América Latina

En 2020, más de 80 millones de personas decidieron migrar para escapar de guerras, violencia y crisis políticas y económicas, exacerbadas por la pandemia de la Covid-19. De ellos, más de un millón fueron migrantes venezolanos. En el último lustro, 5,4 millones de venezolanos han salido de su país y se han esparcido por todo el mundo.

La gran mayoría de esos venezolanos no tiene un estatus migratorio claro y eso se ha convertido en un problema serio, reconoció la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).  Ahora, varios países, entre ellos Colombia y República Dominicana, han decidido regularizar a esos migrantes. Esta decisión ha sido muy bien recibida por la comunidad internacional.

De acuerdo con datos de ACNUR, la gran mayoría de los migrantes, en 2020, procedió de cinco países: Siria, Afganistán, Sudán del Sur, Birmania y Venezuela. Mientras, entre los países receptores de los migrantes, el que más recibió fue Turquía, con 3,7 millones de personas; luego Colombia, que ha recibido a casi 1,8 millones de venezolanos. Después aparecen Alemania (1,5 millones), Pakistán y Uganda, ambos con 1,4 millones de desplazados.

Los migrantes venezolanos también han incidido en que Aruba, un pequeño territorio autónomo que pertenece a Países Bajos, sea el país del mundo con mayor cantidad de desplazados por cada mil habitantes. En 2020, la cifra de Aruba fue de 159 por 1000, la mayoría procedente de Venezuela.

Otro territorio caribeño que ha recibido a muchos migrantes venezolanos es Curazao. Este territorio insular, perteneciente a Países Bajos, ocupa el tercer lugar en el mundo, con 102 desplazados por cada mil habitantes.

Migrantes y refugiados venezolanos reciben regularización

La crisis económica y política en Venezuela sigue muy complicada. El número de migrantes y refugiados ha continuado creciendo y se ha convertido en un serio problema para países vecinos. El primero en actuar fue Colombia. El gobierno de Iván Duque decidió regularizar a casi un millón de venezolanos, al otorgarles el estatuto de “protección temporal”. Este paso recibió el visto bueno del Alto Comisionado de ACNUR, Filippo Grandi.

La decisión de Colombia fue secundada por otros países latinoamericanos como República Dominicana, Ecuador y Perú. “Estas distintas iniciativas podrían beneficiar a más de 3 millones de personas venezolanas y deben servir como modelo de solidaridad a nivel mundial”, reconoció Grandi.

Con el estatuto de protección temporal, los migrantes venezolanos pueden transitar por Colombia. En un plazo de diez años podrían recibir una visa de residente. “Cerca de un millón de entre ellos recibirán en diciembre su tarjeta con identificación biométrica que les permite ejercer sus derechos”, aseguró el presidente Duque.

En la reciente II Conferencia Internacional de Donantes, efectuada en Canadá, casi medio centenar de países se comprometieron a aportar 800 millones de euros para apoyar a los emigrantes venezolanos.

“Los venezolanos se enfrentan a mayor discriminación y xenofobia y cada vez les resulta más difícil acceder a la protección institucional. El covid-19 ha empeorado estos desafíos”, dijo António Guterres, secretario general de Naciones Unidas.

Cubanos están varados en medio de la selva de Panamá

Un grupo de cubanos está denunciando que la policía y militares de Panamá les impiden continuar su camino para intentar llegar a Estados Unidos. Actualmente se encuentran varados en medio de la selva panameña. Los cubanos se encuentran en una selvática conocida como Puerto Obaldía, donde a más de 200 personas se les impide el paso hacia el territorio istmeño. Denuncian además que han sido víctimas de maltratos por parte de las autoridades panameñas, quienes formaron una especie de línea de resguardo para evitar su tránsito.

En la oscuridad de la noche, los cubanos se iluminan mediante lámparas. “Solo queremos pasar” gritaban los demás a su alrededor “queremos justicia y ayuda”. También hay varios niños pequeños en los brazos de sus padres, esperando para poder pasar hacia Panamá. “Hay mujeres embarazadas, estamos huyendo del secuestro, de los robos, de la violación y no nos dejan pasar”. Detallan que atravesaron gran parte de la Selva del Darién en Panamá y al llegar a la frontera, se encontraron con el piquete policial.

También informaron que, debido a la extenuante travesía por el Darién, algunas de las personas se encontraban desmayadas o demasiado agotadas. Cosa que tampoco les importó a los funcionarios. De acuerdo con cifras oficiales, la cantidad de cubanos que atraviesan la selva del Darién para llegar a Estados Unidos se ha incrementado de forma alarmante. Según la Dirección Nacional de Migración de Panamá, en lo que va de año tres mil 383 cubanos llegaron al país de forma “irregular” desde Colombia.