La empresa británica Oxitec, respaldada por la Fundación del magnate Bill Gates, decidió liberar en los cayos de la Florida 500 millones de mosquitos modificados genéticamente. Con este experimento buscan controlar la reproducción de los Aedes aegypti. Así, supuestamente, se detendrá la propagación de diferentes enfermedades como la malaria, dengue y zika.

Los mosquitos machos Aedes aegypti  de Oxitec tienen modificado un gene. Cuando las hembras se apareen con ellos, los nuevos mosquitos que nazcan no crecerán lo suficiente para picar a las personas.

De acuerdo con Oxitec, los Aedes aegypti  son apenas el 4% de la población de mosquitos en la Florida. Pero como esta especie es la más transmisora de enfermedades, entonces es la más peligrosa.

Con anterioridad, Oxitec había desarrollado experimentos similares en Brasil, Islas Caimán Malasia y Panamá. En el caso de Brasil, la empresa aseguró que había tenido éxito, en 2019. Tras 13 semanas de tratamiento, en Sao Paulo, había logrado suprimir hasta el 95% de los Aedes aegypti.

Críticas a los mosquitos modificados de Oxitec

El proyecto de mosquitos modificados o transgénicos ha despertado polémicas entre los habitantes de los cayos de la Florida. Además, defensores del medio ambiente han mostrado su preocupación por las posibles afectaciones que puedan causar estos mosquitos sobre otras especies.

Para Meagan Hull, residente en los cayos, era “criminal que estemos siendo enredados en este experimento. Arriesgamos todo y no ganamos nada, y todo para beneficio de Oxitec”. Ella y otros habitantes no quieren servir de “conejillos de indias” de la empresa y temen que pueda surgir un mosquito híbrido, todavía más resistente y peligroso.

El congresista republicano Carlos Giménez dijo que solicitará un estudio adicional sobre este experimento, porque no estaba convencido de sus posibles resultados. Mientras, la Coalición Medio Ambiental de los Cayos protestó contra el experimento, porque no se consultó con los habitantes de los cayos antes de lanzarlo.

De acuerdo con un estudio elaborado por la Agencia de Protección Medioambiental, el mosquito modificados de Oxitec “no entraña riesgo alguno para la salud humana ni el medioambiente, incluyendo las especies protegidas”. No obstante, esta Agencia aclaró que el experimento de Oxitec será suspendido de inmediato si encuentran una hembra adulta que logre sobrevivir con el gen modificado.