La extensa región de Esequibo es un foco de tensión permanente entre Guyana y Venezuela, y Estados Unidos se aprovecha.

Ambos países aseguran tener derecho sobre ese territorio de casi 160 mil kilómetros cuadrados, muy rico en recursos naturales, sobre todo petróleo y gas. El Esequibo estuvo bajo el dominio de España, Países Bajos y el imperio Británico. Este último, en 1897, aceptó resolver la disputa con Venezuela en un tribunal internacional. En 1899, una corte en París dictaminó en un “Laudo Arbitral” que ese territorio pertenecía a Gran Bretaña.

En 1962, Venezuela pidió a la ONU que desconociera aquella decisión de la Corte, porque encontró evidencias que hubo fraude. Los delegados británicos y el juez ruso Fiódor Martens se confabularon para favorecer al imperio.

En 1966, cuando Guyana logró la independencia de Gran Bretaña, ambos países decidieron desconocer el Laudo Arbitral y firmaron el Acuerdo de Ginebra.

Este Acuerdo establecía que Guyana administraría el territorio Esequibo, aunque la soberanía de la región se mantendría en disputa por Venezuela, hasta que ambas partes lograron un pacto.

Corte Internacional de Justicia no se ha activado

Venezuela ha invitado en varias ocasiones a Guyana a retomar las negociaciones sobre ese territorio, con base en el Acuerdo de 1966; pero estos llamados al diálogo no han sido respondidos.

En marzo de 2018, Guyana recurrió a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para que esta aceptara resolver el diferendo territorial entre ambos países sobre el territorio Esequibo.

Dos años y medio después, la CIJ se declaró competente para analizar si era válida la frontera entre ambos países, trazada en octubre de 1899. Esta determinación rompería el Acuerdo de Ginebra.

Frente a esta decisión, el gobierno del presidente Nicolás Maduro decidió crear la Zona Estratégica de la Fachada Atlántica, un nuevo territorio marítimo. Además, Caracas pidió al Secretario General de la ONU, António Guterres, que medie con Guyana para que ambos países puedan retomar las conversaciones directas sobre el territorio Esequibo.

Venezuela denuncia maniobras militares entre EE.UU y Guyana

La realización de ejercicios conjuntos entre el Ejército de Estados Unidos y el de Guayana es una maniobra para apoyar el objetivo guyanés de apuntalar la ilegal soberanía sobre el territorio Esequibo, aseguró la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez.

“Hay presencia de un buque guardacostas de los Estados Unidos. Estamos muy pendientes de que estos ejercicios militares no sean realizados en aguas jurisdiccionales de Venezuela”, dijo la vicepresidenta.

Otras de las acciones denunciadas por Venezuela fue la apertura de Esequibo a la explotación petrolera. Esta inversión correo a cargo de la compañía estadounidense Exxon Mobil.

“Estamos en presencia de una acción agónica del Gobierno de Donald Trump que pretende crear provocaciones, amenazas y agresiones contra el pueblo venezolano, contra la soberanía y contra la integridad territorial”, añadió Rodríguez.

Lea más noticias actualizadas sobre Esequibo y Venezuela.