Conoce al caza ratones Larry el gato que tiene un cargo en el gobierno del Reino Unido y vive como un rey en Downing Street

Larry el gato que tiene un cargo en el gobierno del Reino Unido tiene una cuenta en Twitter. Es conocido por miles de personas y probablemente sea el único felino en el mundo con un cargo oficial. Si, porque Larry es el “jefe ratonero de la Oficina del Gabinete” del Primer Ministro del Reino Unido. Aquí su historia.

El gato llegó al célebre número 10 de Downing Street, la sede del gobierno británico, en 2011. En aquel entonces la situación era crítica con una plaga de ratones que azotaba esa oficina. Las imágenes de ratones corriendo por los salones durante las conferencias de prensa abochornaban a uno de los países más desarrollados del mundo.

Para resolver la situación, los funcionarios bajo el mando en aquel momento del Primer Ministro David Cameron, le encargaron a la empresa Battersea Dogs & Cats que les buscara una solución. Esa solución fue Larry.

El felino acabó rápidamente con la plaga de ratones y se ganó un puesto en Downing Street. El sitio web oficial del gobierno británico muestra a Larry sentado en una mesa de gabinete, al lado de una bandera del país. El peculiar felino luce hasta amigable, con un lazo alrededor de su cuello.

De acuerdo con esta web, Larry se da una gran vida en el Reino Unido. Sus funciones se reducen a cazar cualquier ratón que ose vivir en Downing Street. Además, “Larry pasa sus días saludando a los invitados a la casa, inspeccionando las defensas de seguridad y probando muebles antiguos para la calidad de la siesta”, reconoce la web.

“Sus responsabilidades diarias también incluyen contemplar una solución para la ocupación de la casa por parte del ratón. Larry dice que esto todavía está ‘en etapa de planificación táctica’”, puede leerse en la web, en la sección dedicada a Larry.

Hasta el momento, Larry ha “servido” a tres Primer Ministros. Comenzó su “carrera profesional” bajo Cameron. Luego estuvo a las órdenes de Theresa May. Ahora sirve a Boris Johnson. No ha habido quejas de su trabajo, así que Larry tiene garantizado su puesto en Downing Street.