En la prensa y redes sociales nos damos cuenta de las dos caras del Covid-19. La gente y los políticos están divididos entre la dictadura medica vs responsabilidad individual

Los presidentes de Estados Unidos y México tienen ahora otro elemento común: ambos consideran que los confinamientos no son efectivos contra el coronavirus y nos muestran las dos caras del Covid-19.  Mientras Donald Trump considera que se sintió como “Superman” tras superar el coronavirus y que su país tiene que abrirse por completo, en México, Andrés Manuel López Obrador criticó con dureza a los gobiernos europeos que optaron por imponer toques de queda, para frenar al nuevo rebrote.

En menos de una semana, Donald Trump tratará de ser reelecto para permanecer en la Casa Blanca por cuatro años más. Estados Unidos es el país con mayor cantidad de contagios y las cifras muestran un alarmante crecimiento de nuevos casos en la mayoría de los Estados. No obstante, el presidente asegura que su Administración ha manejado bien la pandemia. Además, aseveró que el hecho de superar el coronavirus se debió a que era “una persona fuerte que está en perfecta forma física”.

El rebrote que vive en Europa tiene en jaque a Italia, España, Alemania y Francia. Las autoridades de esos países han adoptado una serie de medidas, algunas de ellas drásticas, como la decretada por el mandatario galo Enmanuel Macron. Este político estableció un nuevo confinamiento, hasta el próximo 1 de diciembre, en todo el territorio francés.

En México también ha aumentado el número de casos; pero, como Trump, López Obrador cree que su gobierno lo está haciendo bien y que los confinamientos no son necesarios. “Yo lamento que eso se esté aplicando en Europa, ni en los peores momentos de Europa había esos toques de queda y esas medidas”, dijo el presidente mexicano, en su habitual conferencia de prensa matutina.

Trump y Obrador están contra el look down y parece que su postura es bien aceptada

Trump y Obrador están contra el look down y parece que su postura es bien aceptada

Los toques de queda son como tratar a las personas de niños

De acuerdo con López Obrador, estas restricciones son un “afán autoritario” de algunos gobiernos. ”Con todo respeto a quienes optan por eso, pero el toque de queda no es una actitud de confianza hacia la gente, es ponerse por encima como autoridad y ver a los ciudadanos como menores de edad, como que no entienden”, dijo el presidente, que no usa mascarilla en todo momento.

Además, el mandatario descartó el uso en México de cualquier medida de confinamiento, porque las considera “coercitivas”. “Seguimos llamando a que nos cuidemos, que se mantenga la sana distancia, que no haya aglomeraciones”, aclaró López Obrador.

Desde que comenzó la pandemia, no pocas celebrities han tratado de minimizar su impacto, al peor estilo de Trump. Incluso, algunas llegaron a apoyar fantasiosas teorías de la conspiración. La dos caras del Covid-19 se muestran en art’iculos de prensa y redes sociales.

En el mundo de habla hispana, probablemente el mayor “teórico de la conspiración” sobre el coronavirus haya sido el cantante español Miguel Bosé. Para este artista, el coronavirus era la “gran mentira de los gobiernos”. Además, criticó las posibles vacunas y culpó a Bill Gates, ya que este estaría detrás de la operación de incorporar microships a las vacunas para así obtener más información sobre la población mundial “con el fin de controlarla”.

Mientras, el actor Woody Harrelson llegó a establecer una relación entre la tecnología 5G y la Covid-19. Supuestamente la 5G debilitaba la inmunidad de las personas, por lo que eran más susceptibles de fallecer por coronavirus.

Mantente informado

Descarga la APP de Yo Reportero, podrás leer los artículos offline

La dos cara del Covid-19, hay quien se burla y quien muere

Mientras políticos y celebrities siguen negando el impacto real de la pandemia, otras personas tratan de que el resto del planeta entienda cuán peligrosa es esta enfermedad.

Recientemente, Jozef Kmeťo, un bloguero eslovaco que se contagió por coronavirus, publicó, en las últimas horas de vida, un vídeo en el que pidió no considerar la Covid-19 como una gripe leve.

“¡Queridos amigos! Nunca caigan bajo la influencia de personas que no creen en el coronavirus u otras similares. Me encantaría que finalmente todos aquellos que no creen en el coronavirus y piensan que es una especie de gripe leve sean enviados lejos. Porque eso no es verdad”, dijo en el vídeo.

Otro ejemplo que causó un gran impacto fue el del influencer ucraniano de fitness, Dmitriy Stuzhuk. Este hombre había incluso negado que la pandemia fuera real. No obstante, en un viaje a Turquía, junto a su familia, contrajo la enfermedad y falleció poco después.

En su última publicación en Instagram, Stuzhuk compartió sus impresiones sobre el virus y alertó a sus 1,1 millones de seguidores sobre la amenazaba que representaba esta enfermedad.

“Quiero compartir cómo me enfermé y lanzar una enérgica advertencia a todos: yo también pensé que no había covid y que todo eso era relativo. Hasta que enfermé. La enfermedad del covid-19 no es efímera. Es grave”, aseveró.