La pérdida de un diente no solo es dolorosa, sino irremplazable, bueno, hasta ahora, porque parece que hay forma de regenerar dientes

La perdida de los dientes podría tener solución a corto plazo, gracias al descubrimiento de un grupo de científicos japoneses que estudian la posibilidad de regenerar dientes.  Los descubridores de la Universidad de Kioto y de Fukui fueron capaces de determinar que la supresión del gen USAG-1, a través de un anticuerpo, permite la regeneración de dientes.

Los investigadores nipones centraron su estudio en roedores con problemas de agenesia dental, un tipo de afección congénita. Al bloquearle a estos rodeadores la función del gen USAG-1, lograron estimular el crecimiento de dientes. Un resultado similar se obtuvo al aplicar la misma técnica en hurones.

“Los hurones son animales que tienen dos series de dientes con  patrones dentales similares a los humanos. Nuestro próximo plan es probar los anticuerpos en otros animales como cerdos o perros para regenerar dientes”, aseguró Katsu Takashi, uno de los líderes de la investigación.

Los científicos también lograron determinar las causas genéticas de las personas que tienen más dientes de los habituales. El ser humano tiene 32 dientes, pero más del 1% de la población global tiene más o menos, por causa de afecciones congénitas.

“La morfogénesis de los dientes individuales depende de las interacciones de varias moléculas, incluida la BMP, o proteína morfogenética ósea, y la señalización de Wnt”, aclaró Takahashi.

Las moléculas BMP y Wnt cumplen diferentes funciones en el organismo. No solo podrían regenerar dientes, sino que intervienen en el crecimiento de diferentes órganos y tejidos en los momentos iniciales del desarrollo embrionario. Por tanto, los medicamentos a día de hoy no pueden afectar a ninguna de estas moléculas, porque esto repercutiría en todo el cuerpo.

Los estudiosos japoneses decidieron no enfocarse en los factores de las moléculas BMP y Wnt, sino en el gen USAG-1. Mediante un anticuerpo lograron suprimir este gen y con esto se pueden regenerar dientes, sin afectar a las moléculas.