Un medicamento elaborado en Madagascar, a base de plantas medicinales, busca fortalecer el sistema inmunológico y ayudar al cuerpo humano. El país la africano apuesta a la fitoterápia COVID19.

El gobierno de Madagascar apuesta a la fitoterapia para combatir el Covid19 y otras enfermedades. Este es un proceso que recurre a plantas medicinales locales para fortalecer el sistema inmunológico como medida preventiva.

En abril de este año se presentó el medicamento, producido por el Instituto Malgache de Investigaciones Aplicadas (IMRA), con amplia experiencia en el estudio sobre artemisa. El instituto tiene  reconocimiento internacional por producir medicamentos como Madeglucyl para la diabetes y Madecassol.

El presidente de Madagascar, Andry Rajoelina, reconoció en ese momento que Covid-Organics era resultado de una investigación que lideró el profesor Albert Rakoto Ratsimamanga y que contó con el aporte de científicos foráneos. Según el político, los pacientes respondieron bien a este medicamento que luego fue administrado a los estudiantes como preventivo.

Investigadores de Nigeria y Congo-Brazzaville afirman que el Covid-Organics no cura

Sin embargo, Covid-Organics, el fármaco elaborado en Madagascar a base de artemisa para el tratamiento del Coronavirus, ha despertado una gran preocupación en Nigeria y Congo-Brazzaville, según reporta Madagascar notizie, un noticiero online en idioma italiano.

[mappress mapid=”3″]

A pesar de las buenas referencias en los estudios, Covid-organics no ha sido bien recibido en Nigeria y Congo-Brazzaville, ya que investigadores de esos países encontraron que no existe evidencia de que el fármaco prevenga o cure la COVID-19.

Según el director general del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Farmacéutico de Nigeria, Obi Adigwe, las autoridades malgaches están ocultando mucha información.

“Creo que es posible que sean conscientes de que no tienen un soporte científico fuerte para sustentar sus afirmaciones. Nuestro análisis no muestra evidencia de que pueda curar la Covid-19. Con la dosis máxima probada, redujo la frecuencia de la tos y produjo un efecto equivalente al del supresor de acción central, la dihidrocodeína”, dijo el científico , en declaraciones recogidas por The Punch.

Dudas sobre la medicina ancestral

Mientras, en el Congo, el profesor Alexis Elira Dokekias, responsable de pacientes con coronavirus, aseguró: “los resultados indican una eficacia limitada. Hay personas que han tomado Covid-organics de forma preventiva, pero que se han infectado. Y en la etapa curativa, lamentablemente, hay pacientes que no han respondido al tratamiento”, aclaró.

¿Cuál será el futuro del fármaco Covid-organics? En Madagascar continúan utilizándolo, aunque las críticas recibidas en otros dos países podrían frenar su desarrollo.