ONU manifestó que el cannabis no es una droga peligrosa y tiene propiedades medicinales, México implementa ley para su uso

Ultima actualización 13 de enero de 2021

El cannabis no es una droga peligrosa, pero estuvo en la “lista negra” de la Organización de las Naciones Unidas desde 1961 junto a opioides adictivos, como la heroína. Ahora la mayoría simple de los 53 países que integran la Comisión de Estupefacientes decidió sacarla de allí.

No obstante, el consumo recreativo del cannabis continúa prohibido por la normativa internacional. Esta postura de la ONU ¿es un paso hacia la legalización de marihuana y hachís?

La votación de la Comisión no fue sencilla: 27 a favor, 25 en contra y una abstención. Por Europa se opuso Hungría, al igual que varios países latinoamericanos, así como naciones de África y Asia. A pesar de estas negativas, la propuesta logró reunir los votos necesarios.

Ecuador fue de los países que votó a favor de la propuesta. En su argumentación, el representante ecuatoriano pidió que la producción y venta del cannabis sea a través de “un marco regulatorio que garantice las buenas prácticas, la calidad, la innovación y el desarrollo de la investigación”. Chile votó en contra y aseguró que “existe una relación directa entre el uso de cannabis y el aumento de la posibilidad de padecer depresiones, déficit cognitivo, ansiedad, y síntomas psicóticos”.

ONU y OMS reconocen el valor médico del cannabis

Este cambio de la ONU facilitará la realización de nuevas investigaciones sobre el cannabis. Esta planta ha sido utilizada en tratamientos contra diferentes enfermedades como la esclerosis, epilepsia, cáncer y párkinson.

Dos años atrás, la Organización Mundial de la Salud (OMS) también reconoció el valor médico del cannabis. Desde esa fecha sugirió que fuera retirada de la lista negra de la ONU. La OMS enfatizó en que derivados del cannabis, como el cannabidiol, un compuesto no intoxicante, no deberían recibir controles internacionales. Este compuesto ha sido clave en la aplicación de las llamadas “terapias de bienestar” y también ha creado una industria multimillonaria.

En la actualidad, 50 países implementan programas de cannabis medicinal. Mientras, naciones como Uruguay y Canadá legalizaron el consumo de marihuana. Otros como Luxemburgo, Israel y México buscan aprobar iniciativas legales con igual propósito.

México aprueba uso del cannabis con fines medicinales

Desde hoy, 13 de enero de 2020, en los laboratorios mexicanos se comenzó a usar el cannabis con fines medicinales. Claro, esto condicionado al cumplimiento de un reglamento de la Ley General de Salud.

Esta regulación se enfoca en el control sanitario para la producción, investigación y uso medicinal del cannabis y todos sus derivados farmacológicos. Siendo la Secretaria de Salud y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios los responsables de dicho control sanitario.

El reglamento está integrado por 80 artículos divididos en 6 títulos los cuales incluyen laboratorios de control de calidad, uso del cannabis, importación y exportación. También los establecimientos que suministren la planta, su dicha atención médica, publicidad y comercialización.

Su carácter de aplicación es de orden público, recayendo en el interés social y también en la observancia obligatoria en todo el territorio nacional. El objetivo la serie de reglamentos está enfocado en la regulación, control, fomento y vigilancia sanitaria de materia prima, derivados farmacológicos y medicamentos.

Los fines se limitan a la producción primaria para abastecer la fabricación de materia prima durante la realización de diagnósticos, preventivos, terapéuticos y de rehabilitación. Siendo esto muy importante debido que existiendo una gestión protocolar se evitan el mayor número de problemas.

Luego de la publicación del reglamento el día de ayer en el Diario Oficial de Federación, las entidades nacionales que impulsaron este primer caso, celebraron. Siendo un paso a la legalización del cannabis en México.