El servicio de Internet en Cuba ha mejorado mucho en los últimos años. Trabajar en Cuba con internet ya es una realidad

Antes, sólo algunos hoteles disponían del internet en Cuba y un computador de mesa desde el que apenas se podía consultar el correo electrónico, y además pagando tarifas desorbitantes. Sin embargo, ahora puedes comprar una línea móvil y colocarle un paquete de datos para navegar por Internet. Además, puedes conectarte al Wi-Fi con tu teléfono móvil y visitar las redes sociales o el correo electrónico sin problemas.

A día de hoy existen más de 700 puntos Wi-Fi en la isla en lugares de acceso público. Estos lugares se encuentran en plazas, parques o lugares turísticos como el Malecón. Puedes pedir a tu hotel o casa particular que te diga dónde están, o puedes visitar la página web de la empresa Etecsa, donde encontrarás la lista de lugares. También puedes pedir informaciones a tu rent a car preferido, EasyKubaCar. Circular el La Habana es fácil porque la mayoría de las calles son por número y letra. También puedes navegar cómodamente en tu dispositivo móvil incluso desde el propio auto que rentaste, obviamente si no estas conduciendo.

El acceso a la señal Wi-Fi nunca es gratuito. Aunque estés en una casa, un hotel o un centro público concreto, sólo podrás acceder a él con una tarjeta prepago, denominad “Nauta”.

Cómo comprar tarjetas Nauta para WI-FI en Cuba

Para acceder a Internet en Cuba, es necesario comprar las tarjetas prepago Nauta que puedes encontrar en las tiendas de Etecsa. En la parte trasera de las tarjetas aparecen las indicaciones para iniciar la sesión y conectarte. Las tarjetas se basan en el tiempo, así que, si tu tiempo de conexión es inferior a la duración de la tarjeta, recuerda cerrar la sesión cuando la termines para poder reutilizarla.

Es probable que en las tiendas Etecsa haya fila para comprar tarjetas Nauta. Ten paciencia y espera tu turno.

Si no tienes tiempo ni ganas de hacer fila, puedes comprar la tarjeta a los cubanos que la revenden con un recargo. Sólo tienes que comprobar que el código del reverso de la tarjeta no esté raspado, y si no te importa pagar medio dólar o un dólar más por una tarjeta de una hora, puedes comprarla.  Puedes encontrarlos en centros públicos de Wi-Fi o pedir a tu hotel o casa particular que lo revenda a sus huéspedes.

En el caso de que utilices la tarjeta dentro de un hotel, es mejor que utilices las tarjetas que el propio hotel vende, porque de lo contrario corres el riesgo de que no te permitan conectarte con una tarjeta comprada en otro lugar.

Supongo que has oído hablar de las restricciones en la web para Cuba.  Es cierto que algunos sitios no son accesibles, como PayPal. Por otro lado, Google funciona y las principales redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram también funcionan.

Cómo funciona el Internet en Cuba

En cuanto a las aplicaciones, hay algunas que no se pueden descargar desde Cuba. Sin embargo, si ya las tienes instaladas en tu teléfono, funcionarán regularmente. Si estás interesado en utilizar algunas aplicaciones durante tu estancia en Cuba, es mejor que hagas un trabajo de prevención y las descargues antes de tu partida para asegurarte de que podrás utilizarlas.

Otra cosa que puedes hacer antes de salir es investigar los lugares e itinerarios que quieres visitar en Cuba y hacer capturas de pantalla que puedes guardar en tu teléfono. También puedes hacer lo mismo con tus billetes de avión, la dirección de tu hotel o casa particular, los nombres de las personas y los números de teléfono. Así, cuando estés en Cuba, no tendrás que repetir tus búsquedas y podrás aprovechar al máximo el tiempo que pases conectado a Internet desde Cuba.

¿Cuánto cuesta el Internet en Cuba?

En los puntos de venta de Etecsa puedes encontrar 3 tipos de tarjetas Nauta:

  • 30 minutos con un coste de 12.50 CUP (pesos cubanos, equivalente a 0.50 USD)
  • 1 hora con un coste de 25 CUP (equivalente a 1 USD)
  • 5 horas con un coste de 125 CUP (equivalente a 5 USD)

En cuanto a aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp y Telegram en Cuba, estas funcionan bastante bien por lo que será sencillo enviar mensajes de texto a casa, sin gastar demasiado. Las videollamadas también funcionan, aunque la velocidad de conexión no es muy rápida.

Puedes aprovechar el tiempo libre para leer un libro electrónico que te hayas descargado antes de salir, escuchar música o dedicarte a actividades fuera de línea, como cultivar las relaciones humanas.

A veces las redes sociales son fuentes de estrés y tensión. “Desconectar” de las redes sociales durante un tiempo ayuda a reducir la dependencia tecnológica. Podría ser un período de “desintoxicación” saludable de las redes sociales para volver a casa renovado y con energía.

Pero, trabajar en internet en Cuba ya es una realidad.