Vivir en Cuba es el sueño de muchos. Cuba es un destino atractivo para los nómadas digitales, descubra porqué.

La única forma de vivir en Cuba y trabajar establemente, invertir en pequeños negocios y comprar una casa a su nombre es a través de una residencia permanente. Puede obtener esta residencia exclusivamente contrayendo matrimonio con una cubana o cubano, Pero hay escapatorias que permiten vivir en Cuba, aunque con derechos limitados.

¿Como obtener un permiso de residencia en Cuba?

La vía más utilizada para permanecer temporalmente en Cuba es a través de un visado de turista. Este se adquiere por medio de las agencias de viaje, y dependiendo de donde lo compras te cuesta de 20 a 80 dólares. El visado de turista en Cuba tiene una duración de 30 días y puede ser prorrogado 2 veces, por un total de 90 días, con excepción de algunos países como Canadá que tienen permitidas prorrogas hasta 180 días.

Para lograr esto es imprescindible, un día antes de que venza la visa, presentarse en la Oficina de Inmigración y Extranjería más cercana al lugar donde te encuentras y mostrar allí: el recibo de pago de la casa de renta o tarjeta de huésped de un hotel, así como el billete de avión con la fecha de viaje, el pasaporte, un seguro médico internacional o de la aseguradora cubana (ASISTUR S.A.), una tarjeta de crédito Visa o MasterCard (que no sea de los Estados Unidos)  y un sello de 25 CUC (pesos cubanos convertibles, 1 CUC =0,87 USD).

Limites de la visa de turista para vivir en Cuba

Una vez vencida la visa turística hay que salir del país y se puede regresar al día siguiente y permanecer otra vez el tiempo permitido. Muchos pensionados y amantes de Cuba utilizan este sistema.

Aquellas personas que quieran viajar a Cuba por cualquier otra actividad que no sea ocio, por ejemplo, trabajo, estudios, negocios, cobertura periodística tendrán que solicitar un visado específico., dentro de los primeros 30 días de estancia en el país.

Las personas que vienen a Cuba a trabajar aplican a una residencia temporal y deben tener contrato con una empresa extranjera establecida en Cuba.

La visa de estudiante permite vivir en Cuba, para obtenerla es necesario inscribirse a un curso o a la universidad. Hay que subrayar que este tipo de visa no permite trabajar, invertir o comprar casa. Los permisos temporales duran 1 año.

Visa de negocio no permite vivir en Cuba

Las visas de negocios son las únicas que permiten entrar al país para proponer o cerrar negocios con las empresas cubanas. Estas visas se solicitan a la oficina comercial de cualquier Embajada de Cuba en el mundo. Una vez que el Consulado la apruebe, el empresario interesado se presenta ante el Consulado y muestra: a) pasaporte válido b) una foto c) formulario de solicitud de visa completo d) paga el arancel consular estipulado para este servicio. Esta solicitud de visado también puede realizarse a través del correo electrónico.

Visa Inmobiliaria permite vivir en Cuba, pero no autoriza a comprar propiedades de los privados

Otro tipo de residencia temporal es aquella que se consigue con la Visa Inmobiliaria,  la cual permite residir permanentemente en Cuba adquiriendo o alquilando un inmueble del Gobierno. Los precios de venta y alquiler de los apartamentos son casi el doble de los precios de mercado y el mantenimiento mensual es alto. Esta visa no permite trabajar ni invertir en el país.

Residencia permanente en Cuba

La residencia permanente es la única que realmente permite vivir en Cuba, trabajar, adquirir propiedades y hacer pequeñas inversiones en la isla. Esta se otorga a través de dos tipos de solicitudes: la E-1 para extranjeros padres, hijos o esposos de ciudadanos cubanos. Para padres de hijos cubanos la ley requiere que el hijo cubano sea mayor de edad y solicite la residencia del padre o madre que no sea ciudadano cubano. Los hijos menores o mayores deben solicitar la residencia por medio del padre o madre con ciudadanía cubana.

La residencia E-2 es para extranjeros sin ningún grado de parentesco con ciudadanos cubanos, pero realmente no la otorgan a menos que no seas un deportista famoso, científico, etc. Esta se obtiene con una autorización especial de la Dirección de Inmigración y Extranjería.

Costo de la vida para cubanos y extranjeros

Cuba no es el infierno que piensan muchos ni el paraíso en la Tierra que defienden otros. Es un país con indicadores de primer mundo en temas educativos y de salud y una situación económica propia de un país pobre, con un PIB muy bajo y serios problemas productivos y en el fondo habitacional; además, enfrentado con la mayor potencia mundial, Estados Unidos, que ha mantenido un fortísimo embargo por más de seis décadas. Los prometedores tiempos del deshielo, con la Administración Obama quedaron muy atrás tras la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump. Así que vivir en Cuba no es para todos.

El costo de la vida en Cuba depende de la posición de la persona. Los ciudadanos cubanos enfrentan pequeñas y grandes dificultades día a día, pero los extranjeros, con mayor poder adquisitivo, se las arreglan mejor, porque pueden comprar mejores viviendas, automóviles y recibir paquetes procedentes de Estados Unidos, Panamá, Europa y así la vida es mucho menos complicada.

Lo que no encontrarás en Cuba: centros comerciales verdaderos

Cuba se ha abierto lentamente a la inversión extranjera; pero hay determinados sectores que siguen cerrados. Uno de ellos es el comercio minorista. Por tanto, no espere encontrar en Cuba ninguna de las cadenas de supermercados que hoy son tan habituales en cualquier país del mundo.

Walmart tiene prohibido invertir en Cuba, por causa del Embargo, pero otras, como Carrefour no han recibido autorización del gobierno. No obstante, en todas las provincias del país existe al menos un gran mercado. En La Habana hay cinco grandes tiendas, que pudieran considerarse lo más cercano a un centro comercial moderno: las plazas de Carlos III, 3ra y 70, La Época, 5ta y 42 y La Puntilla.

En todas las tiendas es posible comprar, por ahora, en las dos monedas que oficialmente circulan en el país: el Peso cubano (MN Moneda Nacional o CUP) y el peso cubano convertible (CUC). No obstante, a partir de finales de 2019 comenzaron a operar tiendas en las que es posible comprar con tarjetas de crédito o débito extranjeras y con tarjetas cubanas que se necesita fondear en divisa; pero estas tiendas solo comercializan, actualmente, electrodomésticos (refrigeradores, aires acondicionados, neveras, televisores, etc.), motos eléctricas y partes automotrices y dentro de poco este sistema se aplicará a otros tipo de tiendas, incluyendo algunas de alimentos.

Casi no hay violencia en Cuba

Otra cosa que no encontrarás en Cuba es la violencia. Vivir en Cuba es relajante. Mientras otras ciudades latinoamericanas se hunden en violentos caos, las urbes cubanas son relativamente seguras. Este es uno de los elementos que más atrae a los extranjeros que deciden aplicar a la residencia temporal o permanente. Por supuesto que ocurren asesinatos y robos; pero son muy escasos casos. El código penal es muy penalizante contra los delitos de cualquier tipo y las fuerzas del orden son muy eficaces, así que no es raro ver a las personas paseando tranquilamente hasta altas horas de la noche, con total tranquilidad. Esto sería impensable en otras ciudades de la región.

Cuba ofrece playas de encanto

Vivir en Cuba es relajante

El costo de la alimentación en Cuba

La alimentación es uno de los dolores de cabeza de los cubanos, que se ven obligados a invertir gran parte de su tiempo e ingresos mensuales para encontrar alimentos. No obstante, para los extranjeros que tengan mayores ingresos (lo cual no es difícil, ya que el salario medio en Cuba no sobrepasa los 70 CUC mensuales) las compras son menos traumáticas.

Los productos suelen costar en Cuba del 30 al 100% más que en Panamá, Roma, Madrid o Buenos Aires. Pero no te espantes, vivir en Cuba no es tan caro. La electricidad, por ejemplo, cuesta un tercio que en las mencionadas ciudades, el gas y agua son ¨regalados¨ porque cuestan centavos. Así que el promedio de gastos total es muy similar al de otros países. La diversión, por el contrario, tiene precios muy accesibles.  Y si, podemos decirlo: ¡vivir en Cuba es divertido!

El primer lugar para comprar son los supermercados, sobre los cuales ya comentamos anteriormente; además, están las pequeñas tiendas en los barrios donde también es posible acceder a productos de primera necesidad. El excelente ron cubano (Havana Club, Santiago, etc.) no suele faltar en ninguna tienda; mientras que para conseguir Habanos es necesario acudir a tiendas especializadas en tabaco, ubicadas en zonas turísticas, como La Habana Vieja, Vedado y en los hoteles, o a quienes los venden ilegalmente.

Tiendas online envían desde el exterior

En Cuba funcionan una serie de tiendas online, a través del sitio www.tuenvio.cu, en las que se compran diferentes productos que pueden recogerse en tienda o pagar el servicio de entrega a domicilio. Además, los grandes supermercados cuentan con sitios de ventas online, con pagos en USD y Euros, mediante tarjetas Visa y MasterCard, que constituyen una mejor opción, por una sencilla razón: las tiendas en tuenvio.cu son muy demandadas por los cubanos; pero las que son en USD tienen más productos, ya que los cubanos no tienen acceso a estas tarjetas. Por tanto, para un extranjero que viva en Cuba y cuente con estas tarjetas, pues es mucho más sencillo abastecerse. Todas las tiendas están disponibles en EnvioCuba.ca Rectificar enlace equivocado

La emigración en Cuba ha crecido enormemente, sobre todo después del cambio de leyes que permitió a los cubanos viajar libremente a cualquier país. Por tanto, con una diáspora cada vez más extensa y expandida por todo el mundo, han aumentado las opciones de servicios online pensados para que los emigrados puedan ayudar a sus familias, mediante el envío de productos y remesas.

Hoy existen muchas tiendas en Panamá, Canadá, España, Estados Unidos que envían productos para Cuba, con pagos en dólares y euros. Es como comprar productos de Walmart, un poco más caros ciertamente, y recibirlos en Cuba. Esta es una opción a la que recurren muchos extranjeros que residen temporal o de manera permanente en Cuba.

El costo de la vivienda en Cuba

Durante décadas los cubanos tuvieron prohibido comprar y vender sus propias viviendas; pero cuando Raúl Castro asumió el poder, tras la enfermedad de su hermano Fidel, una de las medidas que más impacto tuvo en la sociedad fue la apertura comercial del segmento inmobiliario. Esta medida se ha mantenido bajo el mandato del presidente Miguel Díaz-Canel.

Formalmente un extranjero que no sea residente permanente no puede comprar una vivienda en Cuba; aunque a través de un prestanombre cubano es posible completar la adquisición de cualquier inmueble, obviamente, con todos los riesgos que esto conlleva. Para esto es necesario consultar con expertos en este tema; pero es una práctica utilizada con éxito y mucha discreción, porque no está permitido.
Los residentes permanentes, como los cubanos, pueden comprar una sola vivienda a su nombre y otra en área considerada, por zonificación, turística. En Cuba se han creado, en el último lustro, varias “agencias inmobiliarias” privadas. Esta actividad no es legalmente aprobada por el gobierno, pero sí es permitida.

Agencias inmobiliarias a la cubana

Dichas agencias manejan un amplio catálogo de casas y apartamentos disponibles en todo el país, aunque la mayor parte de los inmuebles están en La Habana. Estas agencias suelen cobrar entre un 5% y 15% de comisión por cada venta. Entre las agencias privadas que pueden consultarse están: Hogar en CubaHabana OasisDetrás de la Fachada.

Los precios de los inmuebles varían, a partir de la ubicación geográfica, el estado de conservación y la posibilidad de obtenerlos ya amueblados. Un buen apartamento, en El Vedado, en La Habana, ronda los 1000 USD el metro cuadrado.

Los alquileres son divididos entre licencia para cubanos y residentes, y extranjeros, En general un apartamento decente costará en la periferia de 200 a 400 CUC y en los barrios más céntricos de 300 a 600 CUC mensuales; los apartamentos de lujo van de los 800 a los 2 mil CUC o más.

¿Cómo moverse en Cuba?

Otra de las dificultades que afrontan los cubanos es la transportación. El servicio público (ómnibus, taxis) es insuficiente para cubrir la alta demanda. Los transportistas privados utilizan carros muy antiguos, de la década del cuarenta y cincuenta del siglo pasado (llamados “almendrones”), a los que han incorporado motores modernos; pero tampoco son capaces de suplir la demanda.

El servicio público, aunque deficiente, no es caro. El costo de un pasaje en ómnibus es de solo 0,40 CUP (aproximadamente 0,02 USD). Mientras, en los ómnibus ruteros, que cuentan con aire acondicionado, el valor del pasaje es de 5 CUP. Los precios en los “almendrones” varían de acuerdo con la distancia y oscilan entre 10 CUP y 25 CUP.

Una de las opciones es comprar un automóvil. Primer problema: el legal. Solo los residentes permanentes pueden adquirir, a su nombre, un auto. Segundo problema: no esperen encontrar en Cuba concesionarios de distintas marcas, modelos, años. La venta de autos la controla una gran empresa estatal, que vende en dólares automóviles, por lo general chinos y casi nunca cero kilómetros; además, a precios muy superiores a los del mercado internacional.

Una variante es comprar un auto, por supuesto, de uso, a un cubano. En el mercado es posible encontrar desde Audi, hasta Mercedes Benz, pero con precios realmente exorbitantes. Para revisar cómo oscilan los precios la sugerencia es visitar los principales sitios de ventas, como Revolico y Porlalivre. En la actualidad, una auto marca Lada, de fabricación soviética, con 25 años de explotación, sobrepasa los 20 000 CUC.

Los Uber cubanos

Existen varios negocios privados que han tratado de imitar el “modelo Uber” y permiten solicitar servicios de taxis desde una aplicación móvil. Para los cubanos son impagables; pero un extranjero puede encontrar en estas aplicaciones un servicio útil. Entre los “Uber cubanos” están: SubeBajandaYoTeLlevo

En estos momentos no es posible importar autos, de ninguna parte, por lo que ha proliferado un nuevo medio de transporte que sí es posible comprar en el extranjero: las motos eléctricas. En las tiendas estatales es posible comprar estos vehículos, en dólares, pero también el gobierno permite importarlos sobre todo desde Panamá y Estados Unidos. El valor de una moto eléctrica está en dependencia del tipo de batería que utilice, y pueden costar entre los 1500 y los 2600 dólares.

De cualquier forma y teniendo en cuenta que las distancias no son tan grandes y estos vehículos pueden cubrirlas sin perder la carga, pues las motos eléctricas constituyen la mejor y más económica opción para moverse por las ciudades cubanas.

Telecomunicaciones e Internet

El costo de la vida no es tan alto en Cuba y la seguridad en sus calles es enorme, pero a los nómadas digitales les faltaba un elemento para sentirse más atraídos por esta isla caribeña: el acceso a Internet.

En Cuba funciona una sola empresa de telecomunicaciones: Etecsa. Esta tiene control sobre la telefonía móvil y fija y sobre la transmisión de datos. Solo en 2007 los cubanos pudieron comprar una línea móvil a su nombre y a finales de 2018 pudieron acceder a la navegación en sus dispositivos a través de datos móviles.

El crecimiento en la conectividad ha sido extraordinario. Etecsa reconoce tener más de cinco millones de líneas móviles activas y ya más de un millón de usuarios que accede a Internet a través de redes 4G LTE. No obstante, la mayoría de los usuarios todavía emplea redes 3G. La cobertura móvil en el país se acerca al 90 % y la idea de esta empresa es ampliar las redes 4G.

En Cuba el precio de una línea de telefonía móvil es de 30 CUC y el minuto de llamada tiene, entre 7 am y 11 pm un precio fijo de 0,35 CUC (en el otro horario la tarifa desciende a 0,10 por minuto).

Para acceder a Internet a través de datos móviles es necesario comprar alguno de los paquetes que ofrece Etecsa: 1 GB por 4 CUC; 2,5 GB por 8 CUC; 14 GB por 45 CUC; aunque la diversidad de paquetes es amplia.

WiFi en los parques públicos

Otra opción es utilizar las redes Wi-Fi ubicadas en espacios públicos, sobre todo en parques. Aquí la tarifa va fijada con el tiempo de conexión, a diferencia de datos móviles, donde pagas por consumo. Una hora de conexión tiene un precio de 0,70 CUC. Para acceder a esto debes tener una cuenta permanente en el sistema Nauta de Etecsa o comprar una tarjeta con un login y password que se comercializa en los puntos de venta de Etecsa o por privados que tienen contratos con la empresa.

Una tercera variante es contratar el servicio Nauta Hogar, que es una conexión ADSL, a través de una línea telefónica fija. Este servicio es más rápido y confiable; pero solo puede solicitarse en aquellos lugares de la ciudad donde existan condiciones técnicas y, además, la persona está obligada a tener en su hogar una línea fija.

En Cuba no es posible acudir a Etecsa y contratar una línea fija, sino que la empresa las “reparte” por los barrios. Si usted vive en una parte de la ciudad donde Etecsa no ha colocado “pares telefónicos”, pues no podrá tener teléfono fijo en su hogar y, por ende, tampoco Nauta Hogar.

La telefonía fija se cobra en CUP, por lo que es muy económica, ya que un minuto de llamada en La Habana cuesta solo 0,2 CUP, es decir, 0,008 USD; mientras, ese mismo minuto de conversación en la red móvil cuesta 0,35 CUC.

Salud pública y educación

Una de las razones esgrimidas por el gobierno para pagar salarios bajos a sus trabajadores es que la que “deja de pagar” se invierte en salud y educación. Cuba cuenta con un sistema de educación y de salud totalmente gratuito.

El turista o extranjero con residencia temporal que tenga que acudir a centros de salud especializados sí deberá pagar por los servicios que reciba; pero para el que tenga residencia permanente todos los servicios son gratuitos. Además, los medicamentos se venden a precios muy económicos, la mayoría de ellos por receta médica.

En la educación, todas las enseñanzas son gratuitas para los cubanos y los residentes permanentes; aunque los extranjeros interesados en estudiar en el país sí deberán pagar sus carreras, tanto de pregrado como de postgrado. El gobierno cubano ha firmado diferentes convenios con aliados políticos, como Vietnam, Venezuela, China, el Frente Polisario del Sahara para ofrecer educación gratuita a ciudadanos de esos países.

 

Últimas noticias de Cuba. Noticias destacadas de Cuba