Estos son los 5 países latinoamericanos que tendrán Internet satelital Starlink en 2021. Ve como te cambiará la vida si trabajas online

Cinco países latinoamericanos tendrán acceso a internet satelital, en 2021, con el servicio de Starlink de la empresa SpaceX, promovido por el hombre más rico del mundo, Elon Musk.

Starlink es un gran proyecto que pretende colocar en órbita hasta 12.000 satélites antes de que concluya esta década. Con esos satélites será posible ofrecer internet de banda ancha a los más recónditos lugares del planeta. Hasta el momento solo están en el aire 1.137 satélites; pero con ellos ya es suficiente para arrancar el proyecto.

Los cinco países que recibirán señal de Starlink este año son: Chile, Argentina, Paraguay, Perú y México. Mientras, para 2022 está previsto que puedan acceder Bolivia, Uruguay, Colombia, Ecuador, Panamá, República Dominicana Costa Rica, Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala. Por el momento, ni Cuba ni Venezuela, dos de los países con menor ancho de banda en el continente, están contemplados en los planes de Starlink.

El hardware para acceder a Starlink y recibir la señal tiene un precio de 499 euros. Mientras, el costo mensual del servicio es de 99 euros mensuales. Barato no es.

Starlink se va acercando a la banda ancha

La red de satélites de Starlink no ha dejado de crecer, con alrededor de 1.740 satélites orbitando actualmente para proporcionar acceso al servicio. Una cantidad que puede parecer desmesurada, pero que palidece ante los planes de la compañía, que pretende alcanzar los 42.000 satélites a medio plazo. También sigue creciendo en clientes, pues ya tiene unos 90.000 abonados, 20.000 de los cuales se sumaron al servicio de Starlink el último mes.

Una clave del crecimiento en clientes del servicio es que la velocidad que ofrece no tiene absolutamente nada que ver con la que conocíamos hasta ahora. Aunque han ido mejorando en este sentido, los servicios de Internet vía satélite tienen a identificarse como caro y lento. Así, no es de extrañar que uno de los puntos en los que se hace énfasis al promocionar Starlink es su velocidad.

Los últimos datos al respecto los proporciona Ookla, el popular test de velocidad de conexión. Mismo que, como indica en los términos del servicio, recopila información de las pruebas con fines estadísticos. Y una de las primeras cosas que hacen los usuarios de Starlink tras recibir y configurar sus kits de acceso a Internet, es acceder a Ookla. Esto para comprobar la velocidad de la conexión. Gracias a dichos datos, el servicio ha publicado en su blog algunos datos que comparan Starlink con otros servicios de Internet vía satélite.

Los resultados son destacables, y es que en algunos aspectos la conectividad de Starlink se codea con las conexiones asimétricas de banda ancha. Así adelantando por mucho al rendimiento del resto de servicios por satélite.

La internet de alta velocidad que había prometido Elon Musk con su proyecto Starlink parece estar más cerca de convertirse en realidad y es una gran noticia para los nómadas digitales.

Tras la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) del router que permitirá captar la señal desde el espacio debería estar disponible a principios de 2021. Años atrás, Musk sugirió que podría llevar Internet a cualquier parte del planeta, a partir de su empresa espacial SpaceX. Decidió llamar a su proyecto Starlink. La idea siempre fue proveer una conexión de banda ancha a una velocidad muy superior al rendimiento del internet satelital tradicional. Para ello se lanzaron más de 4000 satélites artificiales que conformaron una extensa red que sería capaz de superar las limitaciones de la infraestructura terrestre.

El novedoso router WiFi de Starlink lo está fabricando la empresa Wistron NeWeb Corp en Taiwán. Este router se conectará a un terminal externo que será el responsable de recibir la conexión de los satélites.  “El terminal de Starlink tiene motores que se orientan automáticamente para un ángulo de visión óptimo. No se requiere un instalador experto. Solo hay que conectarlo y darle una vista clara del cielo. Puede estar en el jardín, en el tejado, la mesa, en cualquier lugar, siempre y cuando tenga una vista amplia del cielo”, aseguró Musk.  Las primeras pruebas del servicio beta de Starlink ocurrirán en el norte de Estados Unidos y en la parte sur de Canadá este año.

Si las pruebas fueran exitosas, SpaceX espera expandir el servicio y llegar a todo el mundo en 2021. Para alcanzar todos los rincones del planeta necesitará más de 42 mil satélites. El hecho de tener Internet a alta velocidad, accesible en todo el mundo, es una excelente noticia para los nómadas digitales, ya que su herramienta fundamental de trabajo es la conexión a la red de redes. El proyecto de Musk ha despertado mucho interés, aunque también preocupación, ante el posible precio del servicio; sin embargo, el propio Musk ha asegurado que no pretende que el costo sea elevado.