La empresa israelí de baterías StoreDot fabricó en China el primer lote de las muy modernas baterías para autos basadas en nanotecnologías

Estas baterías StoreDot se cargan totalmente en apenas cinco minutos para un carro, 2 minutos una moto y 30 segundos tu celular. Su precio no será superior a las ya existentes de iones de litio.

Las baterías de iones de litio emplean grafito como un electrodo donde se colocan iones de litio que almacenan la carga. En el caso de StoreDot, sus ingenieros sustituyeron el grafito por nanopartículas semiconductoras a través de las cuales los iones se mueven de manera más rápida y fácil. Por el momento, la empresa ha utilizado nanopartículas de germanio; pero en un futuro cercano esperan recurrir al silicio, que es mucho más económico. De acuerdo con Doron Myersdorf, director de StoreDot, el precio de las nuevas baterías será similar al de las de iones de litio.

Los expertos consideran que este tipo de baterías tendrá una gran acogida por todos los fabricantes de automóviles eléctricos. Además, para los chóferes representará un ahorro importante de tiempo.

Anteriormente, StoreDot había probado diferentes prototipos de sus baterías de carga rápida en drones, escúteres y teléfonos móviles. Los buenos resultados con estos prototipos llevaron a la empresa a incursionar en baterías para autos. El lote inicial de baterías es de 1.000 unidades que serán utilizadas para publicitar esta tecnología en los fabricantes automotrices.

Diferentes empresas como Samsung, TDK y Daimler han invertido, en total, 130 millones de dólares en StoreDot. Entre los planes futuros de la compañía está el de dotar a sus baterías de carga suficiente para mover a un auto durante 160 kilómetros. Esto esperan lograrlo en 2025, aunque para ello será necesario contar con una infraestructura de cargadores más potentes que los que tienen a día de hoy.

Según Myersdorf, “el obstáculo para una carga extremadamente rápida ya no es la batería”.