A la vanguardia en Europa, España cuenta con internet de fibra óptica que mediante las FTTH lleva a los españoles una conexión muy estable

España cuenta con internet de fibra óptica que nace en la central telefónica y llega hasta el hogar, de forma directa. Entre las diferentes ofertas fibra y móvil con las que cuentan los españoles sobresalen las de la empresa Yoigo, a partir de una serie de ventajas que van desde los precios más económicos, hasta la gratuidad de los equipos y la instalación del servicio. Mediante las  FTTH (fibra hasta la casa), los españoles pueden disfrutar de una conexión muy estable.

De acuerdo con datos del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, la cobertura general en España, para velocidades de 30 Mbps, es del 94%. Mientras, para velocidades de 100 Mbps y superiores la cobertura subía al 84%. Además, la proyección es que esa cifra supere, este año, el 92%, gracias a que más empresas han entrado a competir.

La cobertura de fibra FTTH de España está por encima de la media europea y por esto muchos nómadas digitales escogen al paìs ibérico para trabajar.. Cifras combinadas de los diferentes operadores colocan el total de conexiones en más de 43.3 millones. En las principales ciudades españolas, esta cobertura FTTH, de alta velocidad, es del 99.7%. Mientras que en urbes más pequeñas, con poblaciones que oscilan entre 20.000 y 50.000 habitantes, dicha cobertura desciende hasta el 79.2%.

Según un reporte de la Comisión Europea, la conectividad en España mejoró en 2020 y está “especialmente bien posicionada en la implantación de conexiones de banda ancha ultra rápida de al menos 100 Mbps”. Los objetivos son más ambiciosos para el futuro. El acuerdo España Digital 2025, impulsado por el gobierno, busca asegurar que todos los españoles tengan cobertura de 100 Mbps para 2025.

¿Qué buscan los españoles a la hora de contratar conexión de fibra óptica?

En el momento de seleccionar cuál de las ofertas fibra y móvil es más adecuada, los españoles pueden tomar en cuenta varios elementos, sobre todo en un contexto de gran competitividad entre las empresas.

Un primer elemento que importa y mucho es la velocidad a contratar. La idea es tener diferentes variantes a escoger, entre velocidades de 600 Mbps hasta opciones más económicas de 100 Mbps, combinado con líneas móviles. Estas velocidades deben ser simétricas, es decir, la misma tanto para la descarga como la subida de contenidos a la red.

Otro indicador a valorar es cómo se realiza la instalación. No pocas operadoras cobran  el servicio y el router WiFi. Mientras, otras, que son las más atractivas, ofrecen la instalación a Internet totalmente gratuita y, además, cubren el costo de un router de última generación que posibilita aprovechar al máximo la velocidad de conexión contratada.

España cuenta con internet de fibra óptica de vanguardia y la idea de comprar servicios combinados resulta muy atractiva. Mientras más opciones ofrezca el operador, más clientes atraerá. Entre las variantes más llamativas está la de obtener, por un mismo precio, además de la conexión por fibra, una línea móvil, llamadas gratuitas a números fijos dentro de España y minutos también gratis a móviles españoles.

En un escenario de tanta movilidad, Internet en dispositivos móviles resulta imprescindible. Las empresas más competitivas ofrecen a sus clientes la posibilidad de seleccionar paquetes de datos móviles, desde 15 GB mensuales, hasta gigas infinitos.

Otro factor que decidirá por cuál operador se decanta el cliente español es el de la cobertura. Los móviles con capacidad para acceder a las redes 5G cada vez son más habituales. Por tanto, los españoles prefieren trabajar con operadores que ya ofrezcan amplias coberturas de 5G en el país.