Récord mundial de atletismo en salto con pértiga que impuso el sueco Armand “Mondo” Duplantis borró de los libros una de las marcas más longevas; pero todavía quedan récords que parecen irrompibles.

El sueco Armand “Mondo” Duplantis no tiene límites. Eso nos ha quedado muy claro con su asombrosa progresión que lo llevó a saltar con la pértiga, en febrero, sobre los 6,18 metros en Glasgow. Siete meses después, en Roma, rompió el récord mundial de atletismo al aire libre, con 6,15 metros, que pertenecía al icónico ucraniano Sergey Bubka desde 1994. Así cayó una de las pocas plusmarcas que había sido intocable en los últimos 25 años. No obstante, en el libro de récords del atletismo todavía quedan resultados que parecen insuperables; aunque, muchos de ellos, están acompañados por la duda del dopaje.

Jarmila Kratochvílová, dueña de un récord de 37 años

El récord más longevo del atletismo está en poder de la entonces checoslovaca Jarmila Kratochvílová quien corrió los 800 metros planos en 1:53.28, en Múnich, el 26 de julio de 1983. La deportista que más se ha acercado a esa plusmarca quedó a 15 centésimas. Sobre la checa pesaron acusaciones de dopaje, pero nunca pudieron demostrarle nada.

Marita Koch, indetenible en la pista

Otro récord que podría perfectamente llegar a las cuatro décadas es el de la entonces alemana oriental Marita Koch. El 6 de octubre de 1985, en Canberra, Australia, ella recorrió los 400 metros en un sorprendente tiempo: ¡47,60 segundos! La mujer que más cerca ha estado de ese récord quedó a…65 centésimas.

Entre los hombres hay dos récords muy longevos que se han mantenido por más de tres décadas en los libros.

El disco volador de Jürgen Schult

El 6 de junio de 1986, el alemán oriental Jürgen Schult envió el disco hasta los 74,08 metros, en Neubrandenburg. El segundo lugar en el ranking de todos los tiempos en esta especialidad lo ocupa el lituano Virgilijus Alekna, con un lanzamiento de 73,88 metros, en el año 2000.

El martillo de hierro de Yuri Sedyj

El soviético Yuri Sedyj asombró a todos cuando llevó su martillo hasta los 86,74 metros, el 30 de octubre de 1986, en Sttutgart, Alemania. Este es otro de los récords que sigue despertando dudas sobre su legitimidad, ya que, en esa época, no pocos atletas fueron sometidos a programas de dopaje que, luego, fueron desenmascarados; pero que, en ese momento, no pudieron probar nada contra Sedyj, así que su nombre continúa en los libros.

Récord mundial de atletismo de Javier Sotomayor, 2,45 metros en salto de altura

El récord mundial de atletismo, en salto de altura, impuesto por el cubano Javier Sotomayor, se ha mantenido por 27 años. En 1993, en Salamanca, Soto sobrepasó la varilla sobre los 2,45 metros. Nadie se ha acercado ni a dos centímetros (que en esa especialidad representa muchísimo) de esta altura.