Actualizado: 31 enero, 2021

Las películas que tratan de pandemias como el coronavirus son varias. La ficción muchas veces adelanta la realidad. ¿Simples coincidencias?

El cine siempre ha tenido la capacidad de adelantarse a momentos históricos de la humanidad y son varias las películas que tratan de pandemias. Algunas son màs realistas que otras. Desde hace un año, el planeta vive una pandemia que ha infectado a casi 100 millones de personas. De ellas, más de 2 millones han perdido la vida.

Si revisamos la historia del llamado séptimo arte encontraremos dos películas, una de 1979 y otra de 2011, que reflejaron en su trama situaciones muy similares a las que estamos viviendo actualmente con el coronavirus.

La primera de esas películas es la alemana “El virus de Hamburgo”, de 1979, dirigida por Peter Fleischmann. En este filme se cuenta cómo la población de Hamburgo es afectada por un extraño virus que se expande rápidamente en toda la población.

En una conferencia de expertos médicos no llegan a un acuerdo sobre cómo surgió el misterioso virus, ni tampoco la forma de combatirlo. Un grupo de doctores deciden huir a otro sitio, para escapar de la enfermedad. No obstante, equipos “desinfectantes” harán todo lo posible para que no salgan del lugar e incluso dispararán a matar.

Sigue Yo Reportero en Google News

Sigue Yo Reportero en Google News

Estas obras de ficción son ¿simples coincidencias?

Más cercana en el tiempo y con muchas más coincidencias con la pandemia actual es “Contagio”, de 2011. Este filme fue dirigido por Steven Soderbergh. En el reparto hubo actores de primer nivel, como Matt Damon, Laurence Fishburne, Jude Law, Marion Cotillard, Kate Winslet y Gwyneth Paltrow.

Esta última regresó infectada de un virus que contrajo en un viaje a Hong Kong. Ella y todas las personas que tuvieron contacto murieron. El virus comenzó a expandirse por Estados Unidos y, luego, a todo el mundo. Aumentó el caos económico y la incertidumbre. Los científicos trabajaron contra reloj para encontrar una vacuna que diera inmunidad. Finalmente apareció la cura, pero las vacunas solo se entregaban a determinadas personas.

En las escenas finales de la película conocemos cómo surgió el virus: un cerdo comió excrementos de un murciélago. Después, ese cerdo fue sacrificado y su carne vendida en un mercado. De ahí pasó a un restaurante. Allí la ingirió Gwyneth Paltrow.

No es casual que, una década después de presentada al público, esta película haya alcanzado tanta notoriedad. Tantas similitudes con la pandemia de hoy no parecen simples coincidencias.