Acusan al presidente de Perú, Martín Vizcarra de mentir y obstruir una investigación legislativa. El mandatario podría ser destituido próximamente.

Bajo investigación también el cantante Richard “Swing” Cisneros recibió contratos del Ministerio de Cultura para trabajos en los que no tenía calificación, a partir de su relación con Vizcarra. Por esto acusan al presidente de Perú Martín Vizcarra de obstruir la investigación. El organismo encargado de realizar la investigación es la Comisión de Fiscalización del Congreso.

Cisneros recibió contratos para liderar la producción de eventos y encuentros motivacionales. El artista participó en la campaña presidencial de 2016 y reconoció que sí conocía al presidente Vizcarra, pero negó que sus contratos tuvieran relación con sus vínculos con el mandatario.

¿Cuando se complicó la cuestión y de que acusan al presidente de Perú Martín Vizcarra?

La situación para el presidente comenzó a complicarse a partir de la publicación de audios, grabados de manera secreta, en los que se escucha al mandatario indicarles a funcionarias del Palacio de Gobierno que mintieran sobre visitas que realizó Cisneros al presidente.

Los congresistas que pidieron la moción de vacancia son de seis bancadas. Solo los representantes del Partido Morado, Frepap y el Frente Amplio no firmaron la petición. La solicitud se basa en el artículo 113, inciso 2 de la Constitución Política de Perú.

Mensaje a la nación de Martin Vizcarra

En un mensaje a la nación, Vizcarra aseguró que no iba a renunciar y que tenía la “conciencia tranquila”. “Nada de lo presentado hoy de manera ilegal es causal de vacancia”, aclaró. El dignatario dijo que detrás de todo el proceso estaban intereses políticos.

“Quien presenta los audios es el mismo congresista al que la fiscalía ha solicitado levantar su inmunidad para investigarlo por los delitos de enriquecimiento ilícito, falsificación de documentos, y peculado”, dijo Vizcarra. “Todo esto es una patraña que busca desestabilizar la democracia para tomar el control del gobierno, para permitir la reelección de los congresistas, postergar las elecciones y garantizar su triunfo electoral”, reconoció.

¿Otro intento de Golpe de Estado?

De acuerdo con el Primer Ministro, Walter Marcos, la decisión del Congreso era “prácticamente un Golpe de Estado” y que la medida era anticonstitucional. Mientras, Cisneros dijo que todo era una conspiración política. “A mí me están utilizando con un solo objetivo: conseguir el poder político mediante un golpe de Estado disfrazado de una vacancia”, expresó en conferencia de prensa.

Los que acusan al acusan al presidente de Perú Martín Vizcarra no presentaron pruebas Vizcarra llegó al poder en marzo de 2018, después de la intempestiva salida de Pedro Pablo Kuczynski, quien también sufrió una moción de vacancia por incapacidad moral, aprobada por el Congreso peruano. Kuczynski sostiene que no mintió al país y que nunca intentó comprar votos de congresistas para impedir su salida.