¿Quieres viajar a China? Ahora es obligatorio hacerte una prueba anal antiCovid-19, así que prepárate o renuncia a tu viaje.

Todos los extranjeros que ingresen al país tienen que pasar por una prueba anal antiCovid-19. China parece haber encontrado una forma muy  efectiva de disuadir las visitas.  Hasta el gobierno de Japón pidió a su vecino que reconsiderara esta medida; pero, por el momento, Beijing sigue exigiendo este test, porque considera que los rastros del coronavirus permanecen más tiempo en las heces fecales que en la nariz o garganta. Por tanto, esas pruebas, según ellos, son más fiables. Pero, tras las denuncias el gobierno chino ha desmentido la noticia. Quieres arriesgarte?

Las autoridades chinas ya colocaron puestos médicos en los aeropuertos de Shanghái y Beijing para realizar las pruebas anales. En un primer momento lo ideal es recoger la muestra de materia fecal del viajero. No obstante, si el pasajero no fuera capaz de hacer sus necesidades en un tiempo prudencial, en el aeropuerto, entonces llegará el “plan B”: una enfermera o enfermero le introduce un hisopo—palo con punto de algodón—por el recto, a una profundidad entre 3 y 5 centímetros para tomar la muestra.

Las protestas por esta insólita decisión de los chinos no se hicieron esperar. Varios diplomáticos estadounidenses se quejaron y el Departamento de Estado protestó directamente ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de China. Mientras, los japoneses consideran que exigir pruebas anales es un procedimiento “indigno”. Hasta algunos viajeros de ese país aseguran haber sufrido “dolor psicológico”, tras recibir el hisopo en su zona trasera.

A pesar de las voces de protesta, el gobierno de Xi Jinping reconoció que seguirá adelante con su plan. Según Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, las pruebas anales se realizan “de acuerdo con los cambios en la situación de la pandemia, así como con las leyes y regulaciones pertinentes”.

Los usuarios de redes sociales se han tomado con humor las pruebas anales. Uno de ellos publicó en la red social china Weibo: “Me han hecho dos exploraciones anales. En el proceso, también me tomaron una muestra de la garganta. Cada vez, temía que la enfermera se olvidara de cambiar el bastoncillo entre las dos”.

Todos los viajeros internacionales tienen que presentar, a su llegada a China, dos pruebas PCR negativas, realizadas en el país de procedencia. Además, tienen que pasar, en el aeropuerto, por el test anal. Para completar el nada alentador panorama tendrán que realizar una cuarentena de 14 días, en un hotel, pagándolo de su bolsillo. ¿Ya estás listo para viajar a China? ¿Y las vacunas?