Clubhouse es la red social que está de moda., funciona, por ahora solo en IOS y es solo por invitaciones. Te mantenemos actualizados aquí

Clubhouse apuesta en el audio, y en efecto estamos viviendo una época en la que el audio ha cobrado una enorme fuerza. Los pódcasts siguen creciendo y plataformas como Spotify tratan de aprovechar este boom. Clubhouse también se ha montado en ese carro y trata de romper las reglas de juego. A diferencia de otras redes sociales, allí no se escribe o se publican fotos, sino que se envían y comparten audios.

¿Qué es Clubhouse?

Clubhouse es una aplicación gratuita, por el momento solo disponible en la Apple Store, para usuarios que utilicen un dispositivo con iOS. Para acceder a esta red social es necesario recibir una invitación de alguien que ya esté dentro. Una vez ahí cuentas con diferentes salas temáticas a tu disposición. Cada una tiene un moderador. Puedes entrar en la que quieras y participar en el debate o quedarte solo como oyente. Dependerá de ti.

En Clubhouse tendrás tu propia biografía y podrás ver las de otros. Recibirás notificaciones de las salas en las que estés suscrito, si alguien te sigue recibirás una notificación. Cuidado porque si no cumples con las normas de la plataforma puedes ser amonestado e, incluso, expulsado.

Para entrar a Clubhouse, como te comentaba anteriormente, existen dos opciones: que alguien de adentro te invite o “entrar a una lista de espera”. ¿Cómo funciona esto? Descargas la aplicación, reservas tu nombre de usuario y así entras en la lista de espera. Si alguno de los de adentro te reconoce, te puede dejar pasar.

Para registrarte puedes hacerlo mediante tu cuenta de Twitter o completando un formulario con tu nombre, usuario y número de teléfono. Si no tienes Apple te aconsejamos pidas el favor a un amigo que lo tiene para poder reservar el nombre de usuario.

El impulso de Elon Musk

Todo lo que escribe o dice Elon Musk no es que se convierta en oro directamente, pero sí sube su valor. Ocurrió con el bitcoin semanas atrás y ahora con Clubhouse.

Musk se unió a Clubhouse a una sala que creó. Miles de personas trataron de unirse a esa sala; pero la plataforma solo admite a 5.000 usuarios. No obstante, los audios se compartieron a través de YouTube y otras plataformas.

Uno de los hombres más ricos del mundo no habló en esa charla en Clubhouse de sus diversos proyectos, sino que abordó temáticas triviales, como los aliens. Además, compartió sus criterios sobre lo que había ocurrido con WallStreet y el fenómeno de la cadena de tiendas de videojuegos Gamestop; también conversó sobre la criptomoneda “Dogecoin”.

¿Sobrevivirá Clubhouse a la dura competencia entre las plataformas de redes sociales? Esta ofrece una alternativa diferente a otras. La publicidad de Musk sin dudas ayuda; pero habrá que ver qué sucede cuando pase el boom inicial.